LibroFicción ONG Redes Republica de los Blogs Gran Estadio Sexo con Eva CocheCar Comemos en Madrid Doble Pivote Reino de Corazones República de famosos Cine Público República Insólita El Fantasma de la Moncloa
  • nov8

    Mas Oyama, el hombre que mataba toros con las manos desnudas

    Publicado por Justin Case


    Siempre se ha acusado a la tauromaquia de ser una disciplina algo injusta. Mientras que el toro se defiende con sus dones naturales, el torero utiliza diferentes clases de armas para enfrentarse a él. No es el caso de Masutatsu Oyama, un legendario karateka que tenía por afición enfrentarse a toros con sus manos desnudas… y que era incluso capaz de matarlos de un golpe.

    Así es: nuestro protagonista de hoy llegó a enfrentarse a lo largo de su vida con 52 toros. La mayoría perdieron un cuerno o dos, e incluso 3 de estos animales fueron aniquilados con sus letales ataques de sus puños. No, no lo hemos sacado de “Dragonball” u otra serie de dibujos. Oyama existió y es considerado uno de los artistas marciales más importantes de la historia. Y lo de los toros no es lo único por lo que destacó.  
    Nacido en Corea del Sur, emigró a Manchuria y comenzó a practicar artes marciales desde los 9 años. El enfrentarse a su padre, borracho y maltratador le confirió un carácter rebelde, lo que se reflejó en su manera de entender las artes marciales, mezclando diferentes estilos, con poco respeto por las tradiciones o la disciplina deportiva.

    Fue en Japón donde comenzó su leyenda. En 1942 se muda allí, y tras fracasar en su intento de ser piloto (visto lo visto, salió ganando), comenzó a estudiar diferentes artes marciales: boxeo, judo y finalmente, Karate, el estilo que le daría la fama, bajo diferentes maestros.  Fue su último sensei, Chojun Miyagi, el que le aconsejó retirarse a las montañas a entrenar.

    Allí permaneció un total de 32 largos meses aislado del mundo, con apenas un breve intermedio para participar en un campeonato (que por supuesto ganó).  Oyama entrenaba durante más de 12 horas diarias, siete días a la semana. Sus prácticas, dignas de “Los caballeros del zodiaco”, consistían en sentarse durante horas bajo una cascada durante horas para meditar, luchar contra animales salvajes, partir piedras y árboles o recorrer el bosque saltando sobre plantas de lino. El resto del tiempo lo dedicaba a leer textos para estudiar la filosofía Zen, las artes marciales, y las enseñanzas de Miyamoto Mushashi, el famoso samurai. Así comenzó a crear su propio estilo de karate.

    toros

    Ya en 1950, tras su regreso a la civilización, Oyama estaba deseoso de mostrar que su estilo era el mejor. Y qué mejor forma que hacerlo que… ¡luchar con toros! Durante 7 años, el guerrero viajó por todo el mundo enfrentándose con estos animales, con los resultados que comentábamos al comienzo: 3 asesinados de un solo mamporro en la cabeza y otros 49 que perdieron un cuerno con shuto. Claro que, a pesar de ser karateka, un toro sigue siendo un animal peligroso.En 1957, ya con 34 años en una exhibición en México, fue corneado por su rival. A diferencia de Manolete, logró vivir para contarlo.

    Su siguiente paso para convertirse en el guerrero definitivo fue convertir su vida en una perpetua partida real de “Street Fighter”, aceptando los retos de cualquier luchador que quisiera enfrentarse a él. Durante los siguientes años, llegó a luchar con 270 contrincantes. No perdió un solo combate. Es más: las luchas no duraron nunca más de 3 minutos y muchas fueron ganadas de un solo galletón. Sus increíbles puñetazos le hicieron ganar el mote de “Godhand”, la mano de Dios, mucho antes de que Maradona se apropiara de aquella expresión.

    A partir de ahí, se dedicó a la enseñanza, creando su propia escuela, que poco a poco fue extendiéndose por todo el mundo y ganando adeptos.   Su popularidad en Asia fue tan enorme que el cine no permaneció ajeno a sus hazañas. En 1972, Sonny Chiba protagonizaba la película “Karate Bullfighter”, donde interpretaba a un karateka que luchaba contra un toro en un ruedo. La co-producción italo-china “Duelo del dragón y el tigre”, de 1982,  también contaba con una escena donde Bruce Le (con una sola “e”) eliminaba a un morlaco de un golpe en el cráneo. Por último la coreana “Fighter in the Wind”, de 2003,  es una biografía más o menos oficial, recomendada para los fans de las artes marciales.

    oyama karate

    Oyama murió en 1994 de un cáncer de pulmón, pero su estilo Kyokushinkai ha pervivido: es más popular que nunca y se enseña en 120 países. Os dejamos con una cita que resume la filosofía del movimiento que lideró:

    “El Karate no es un juego, no es un deporte. Ni si quiera es un sistema de defensa personal. El Karate es un ejercicio mitad físico y mitad espiritual. El karateka que ha dedicado los años necesarios al ejercicio y a la meditación, es una persona tranquila. No le teme a nada. Puede mostrarse calmado dentro de un edificio en llamas.”

  • 21 comentarios

    • Comentario by fdfdsfd — 8 noviembre, 2011 @ 11:32

      porque no en vez de putear a los toros se pegaba cabezazos contra un muro de piedra para demostrar su fuerza? digo yo.

    • Comentario by Que teden, so nazi — 10 noviembre, 2011 @ 8:42

      ¿y por que no en lugar de putear al resto de la gente los fascitoides animalistas se enfrentan a un toro como tienen el valor de hacer los toreros y gente admirable como esta? pues por que son fascistas, por eso ¿por que iba a ser si no?

    • Comentario by El Cid — 10 noviembre, 2011 @ 19:15

      Y,¿por qué los fascistoides pro taurinos no enfrentan a un toro como tienen el valor de hacer los toreros, en lugar de estar detrás de la barrera como cobardicas?

    • Comentario by Tu no llegas ni a moraco "cid" — 10 noviembre, 2011 @ 22:02

      Por que los unicos fascistas aqui sois vosotros y vuestras mierdas histericas. Nosotros no obligamos a nadie. Vosotros sois los unicos que pretendeis negarle a los demas su derecho a la cultura de este pais. Asi que os jodeis: FASCISTAS, ese sera el unico recuerdo que dejaries. Mientras tanto la fiesta de los toros seguira siglo tras siglo….

    • Comentario by Tu no llegas ni a moraco "cid" — 10 noviembre, 2011 @ 22:04

      Cojonudo el japones torero a su estilo…. Veo que los pequeños dictadores siguen queriendo imponerse. Ni caso. Por cierto, en cuanto Rajoy llegue a la moncloa se acaba la mierda fascista que han hecho en cagaluña….

    • Comentario by viktor — 12 noviembre, 2011 @ 15:56

      nada mas que es lo mejor que encontre en la web, gracias.

    • Comentario by Fran — 18 noviembre, 2011 @ 21:30

      Eso sí que es torear con un par de cojones, de tú a tú con el animal.
      Lo otro (la montera, la espada, el traje de luces, las banderillas, el picador, etc.) es una mariconada, aparte de una crueldad y una salvajada sin sentido.

    • Comentario by antitaurino — 27 diciembre, 2011 @ 2:37

      Maldito idiota. ¿Matar toros para demostrar su fuerza? Eso es totalmente opuesto a las enseñanzas de las verdaderas Artes Marciales.

    • Comentario by Aarón — 27 diciembre, 2011 @ 20:32

      Oyama entendió bien las enseñanzas de las Artes Marciales, y sino os lo creéis leer un poco sobre su vida, antes de criticar informaros mejor. el echo de matar toros no era lo importante, él venció sus pasiones, demostró que no tenía miedo ante ninguna adversidad que le viniera en su camino. Es más, Oyama estudió con un gran maestro como es Gichin Funakosi, y fué unos de los grandes maestros del budo en la historia de las Artes Marciales. Muchas veces hay que saber leer la letra pequeña de las Artes Marciales para poder entenderlas mejor.
      Las Artes Marciales son un arte, como el arte del pintar, se lleva en el espíritu,…

    • Comentario by rene castañeda — 22 marzo, 2012 @ 13:08

      GRAN MAESTRO GRANLEYENDA, LOS ARTISTAS QUE NOS DEDICAMOS A ESTOS REALMENTE ADMIRABLE POR SUS TECNICA UNICA Y CONTUNDENTE; PERO CADA QUIEN SE INCLINA A LO QUE PRACTICA COMO ARTISTA Y TRABAJADOR……..ES MEJOR RESPETAR A LOS DEMAS ASI ME PODRAN RESPETAR A MIS ACTIVIADAES.

    • Pingback by Diez personajes de ficción basados en personas reales | Cooking Ideas — 23 agosto, 2012 @ 12:37

      [...] el de los videojuegos. El protagonista de la saga Street Fighter guarda muchísimas similitudes con Mas Oyama. Oyama, coreano de nacimiento, dedicó su vida entera al kárate y las artes marciales, aislándose [...]

    • Comentario by Angel — 24 enero, 2013 @ 1:43

      Para los que no son practicantes de Artes Marciales, no podran enteder el entrenamiento, que pasa uno, para mejorar y ser mejor persona.

    • Comentario by Francisco — 7 abril, 2013 @ 5:10

      Qué patético, cero desarrollo espiritual para andar golpeando a otros que ni si quiera deciden pelear con él de manera voluntaria.

    • Pingback by 10 cosas que probablemente desconozcas sobre el levantamiento de piedra vasco | Cooking Ideas — 30 abril, 2013 @ 2:21

      [...] ordeñada, ¡gracias!”: el éxito de las máquinas expendedoras de leche fresca en Euskadi- Mas Oyama, el hombre que mataba toros con las manos desnudas- Llaman a revisión a millones de pantalones de yoga demasiado transparentes-Muere aplastado por [...]

    • Comentario by Selre — 30 abril, 2013 @ 12:45

      Esta demostrado que era mas animal que los propios toros. Y los que admiran a estos animales con forma de ser humano ¿como los llamaríamos?

    • Comentario by marcos — 8 junio, 2013 @ 14:14

      hay quienes solo saben criticar los logros de los demas por no poder lograr los suyos…

      no se quejen de alguien que mato toros , quejens de ustedes mismo por no hacer nada al respecto . las cosas que realmente nos importan no las dejamos pasar por alto jamas asi que esto son puros boludos bardeando como siempre.

    • Comentario by catalina munizaga — 13 agosto, 2013 @ 0:48

      yo creo que es admirable todo lo que hizo vean la pelicula el gerrero del viento yo ago karate kiokushin el lo fundo no solo te enseñan a pegar fuerte te ensedñan a perseverar mirar adelante verle el lado positivo a todo siempre y cuando se entra al dojo waw exelente sensacion

      ossu

    • Comentario by yavetil — 10 noviembre, 2013 @ 22:52

      Por todos es conocido que no hay toros en Japón por su acción, el extinguió toda la raza.

      En Japón le conocen como el matarife pero en la traducción del japones lo dejaron en Ryu.

    • Comentario by Serrasalmus — 7 diciembre, 2013 @ 22:26

      Oyama un gran artista marcial, dedico su vida a ello dejo un legado todo un estilo que aun hoy en día es respetado a pesar de la revolución del MMA. Cataluña… Prohibir es perder libertades, el Derecho de alguien a ver algo que otro considera bárbaro, eso es libertad. Prohibir es perder Libertad. Los comunistas son expertos prohibiendo y también quitándote la libertad.

    • Comentario by Ricardo — 21 enero, 2014 @ 20:59

      Mi profunda admiración y respeto a alguien que soño tan alto…

    • Comentario by suciodan — 7 abril, 2014 @ 13:03

      Pues nuestro amigo koreano Oyama celebremente conocido por sus luchas contra toros y sus calzoncillos de tigre, luchaba con toros pero de raza asiatica, mucho mas pequeños y mansos, esta biograficamente comprobado que en sus tantos viajes alrededor del mundo intento hacer la hazaña de luchar contra un toro de los llamado de LIDIA, casi perdió la vida y estuvo 6 meses hospitalizado, despues del incidente jamas volvió a enfrentarse con ningun ejemplar de ninguna ganaderia, pese que invocan la humildad la cultura japonesa es muy orgullosa y necia, y creen por sobre todo aun en su superioridad por sobre los demas, por eso pierden las guerras.

    RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URL

    Deja un comentario