LibroFicción ONG Redes Republica de los Blogs Gran Estadio Sexo con Eva CocheCar Comemos en Madrid Doble Pivote Reino de Corazones República de famosos Cine Público República Insólita El Fantasma de la Moncloa
  • sep13

    La tradicional cena de gala a las autoridades mallorquinas que marca el fin de las vacaciones reales de verano, se adelantó, este año, con motivo de la visita del Papa(a algunos les vino muy bien). Esa noche, según mi informador, Letizia estuvo como siempre, parlanchina. Nadie osaba contradecirla. El príncipe, menos que nadie. ¡Ni se atreva! Incluso se permitió algo que, si no está prohibido, es de sentido común. Mucho más en un acto institucional como era esa cena: la utilización del móvil. En un momento determinado, Letizia sacó su teléfono para hablar con la cuidadora de sus hijas. Si yo hubiera sido el alcalde de Palma, nuevo y jovencísimo alcalde salido de las últimas elecciones municipales, habría aprovechado la ocasión para preguntarle a la consorte: ¿Por qué prefiere usted las Islas Griegas a las Baleares? ¿Qué tienen las islas del Egeo que no tenga Mallorca? ¿Será verdad eso que le atribuyen a Letizia y que yo no creo haber dicho que Palma no es un lugar ideal para las vacaciones? Si no lo es, lo demuestra...